jueves, 7 octubre, 2021

¿Ha ofrecido ayuda humanitaria a Cuba el gobierno de los Estados Unidos? (1ra Parte)

Desde principios del pasado mes de julio se inició y desarrolló una campaña mundial encaminada a promover el envío de ayuda humanitaria a Cuba, e incluso una intervención armada con ese propósito, con el pretexto y a fin de supuestamente enfrentar la situación económica, y sobre todo, las consecuencias del rebrote de la COVID 19, que entonces hacia estragos con mas fuerza en la occidental provincia de Matanzas.

La realidad cubana fue objeto, como otras veces, de manipulación política, y en tal sentido se ha insistido en construir, entre otras, una matriz de opinión según la cual el Estado y Gobierno cubanos se han negado a solicitar y/o recibir ayuda humanitaria, en especial la ofrecida por personas e instituciones en los Estados Unidos, e incluso y presuntamente, la del propio gobierno norteamericano.

Sin embargo, los artífices de esta nueva maniobra publicitaria que ha tenido amplia repercusión en medios de prensa escrita, televisoras, sitios web, y redes sociales, obvian y ocultan que fue el gobierno de los Estados Unidos quien el año pasado suspendió los vuelos chárter con destino a La Habana, y no fue hasta el 16 de julio que autorizó excepcionalmente y con carácter temporal que dos pequeñas aerolíneas dedicadas al transporte aéreo realizara cada una hasta 20 vuelos a 6 aeropuertos de Cuba antes del 30 de noviembre, para trasladar ayuda humanitaria y material diplomático en aviones de mediano porte.

Recordemos que, como parte de las medidas de coerción económica que los Estados Unidos han tomado contra Cuba, en mayo de 2019 el Departamento de Transporte estableció un límite de tres mil 600 vuelos privados al año, en correspondencia con las limitaciones al sector turístico, las remesas y la actividad económica de Cuba.

Posteriormente, en octubre del propio 2019, Estados Unidos prohibió los vuelos comerciales hacia cualquier punto de la isla que no fuera La Habana. La medida se hizo efectiva dos meses después, a partir del 10 de diciembre del 2019.

El 20 de enero del pasado año 2020 anunció además la suspensión de todos los vuelos chárteres públicos a Cuba, excepto a La Habana, lo que afectó a nueve aeropuertos cubanos. En esa ocasión se concedió un término a los operadores de 60 días para poner en marcha esta medida. Aun inconforme, y como parte de la escalada política y económica contra Cuba, el 13 de agosto del año pasado el Departamento de Estado informó que ese día solicitó al Departamento de Transporte que suspendiera indefinidamente la autoridad de cualquier aerolínea norteamericana o extranjera de proporcionar vuelos chárter privados desde suelo norteamericano con destino a cualquiera de los aeropuertos cubanos, incluido el José Martí de La Habana.

Esta medida suspendió, por interés público, todos los vuelos chárter entre Estados Unidos y Cuba sobre los cuales tiene jurisdicción el Departamento de Transporte, excepto los públicos puntualmente autorizados hacia y desde La Habana, y otros vuelos chárter privados también autorizados individualmente para fines de emergencia médica, búsqueda y rescate, y otros viajes que se consideren necesarios para el interés de Estados Unidos.

Entonces, el Departamento de Transporte, por intermedio de su entonces secretaria, Elaine L. Chao, informó que, como en ocasiones anteriores, los operadores aéreos tendrían el plazo de 60 días para adecuarse a la medida, que finalmente entró en vigor el 13 de octubre. Cumpliendo con ella, el Departamento de Transporte a instancias del secretario de Estado negó reiteradamente durante el último año el permiso para vuelos humanitarios con destino a Cuba, que fueron solicitados por distintas compañías aéreas, con el argumento de que no obedecían a los intereses de Estados Unidos.

No obstante, las empresas de chárter Swift Air, LLC, comercialmente conocida como iAero Airways, IBC Airways Inc. (IBC) y Skyway Enterprises Inc. (Skyways) solicitaron de nuevo, el 6 y 8 de julio respectivamente, los permisos necesarios para volar a La Habana con cargamentos, que consideran y argumentaron son de naturaleza humanitaria, como alimentos y medicinas, explicando que se encontraban comprendidos dentro de las excepciones que autorizan la Orden 2020-5-7, y la Orden 2020-8-4, que entró en vigor el 13 de octubre, pues se trataría de operaciones chárter para fines médicos de emergencia y viajes que se consideren de interés para los Estados Unidos. A su vez, presentaron una moción para acortar el período de respuesta. Sobre este polémico tema continuaremos abordando en dias posteriores.

POSTS SIMILARES

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Advertisment

CATEGORÍAS

POSTS POPULARES